Inicial

El Camino de Santiago

Es el conjunto o red de rutas por las que acuden los peregrinos de toda la Cristiandad a Santiago de Compostela desde la Alta Edad Media. El principal es el Camino Francés que es el que atraviesa Navarra desde Roncesvalles y va por el norte del valle del Duero hasta Galicia. Hay muchos caminos de Santiago, pero cuando se dice en singular, como en esta pregunta, el Camino de Santiago es el Camino Francés.
El conjunto de itinerarios del Camino de Santiago interconecta todas las influencias religiosas, culturales y artísticas desde la época prerrománica de la Alta Edad Media. El románico de la Catedral de Santiago y el de la de Saint Sernin de Toulouse ejemplifican estas interconexiones.

El Camino de Santiago cruza la ciudad de Pamplona.

El año 813, se produce el anuncio del hallazgo del sepulcro del apóstol Santiago el Mayor en Compostela. Esto empieza a atraer peregrinos.
El rey de Asturias Alfonso II el Casto (791 a 842) fue el primer peregrino, mandó erigir allí una iglesia y declaró al apóstol Santiago patrón de España, siguiendo a san Beato de Liébana, que en un poema de 783 había llamado al apóstol "áurea cabeza de España, nuestro protector  y patrón".
En 844, se anuncia la protección del apóstol Santiago a los guerreros cristianos que triunfan en la batalla de Clavijo. Es la época de Ramiro I.

De esta época data el voto de Santiago, ofrenda anual que presentan los reyes de España en agradecimiento por esta protección en dicha batalla.
Se presenta la ofrenda cada año el 30 de diciembre, fiesta de la Traslación del cuerpo del Apóstol Santiago;
el rey actual presenta la ofrenda ese día personalmente o por medio de su delegado.
Suprimido por las Cortes de Cádiz, el cumplimiento del Voto de Santiago fue restablecido en 1939, tras la guerra de España de 1936.
Otra Ofrenda Nacional es la instituida en 1643 por Felipe IV y que es presentada el 25 de julio por el rey o el delegado regio también hasta la actualidad.

Después se volvió a producir el anuncio de la protección de Santiago a los ejércitos cristianos españoles en muchas otras batallas.
Santiago el Mayor fue reafirmado como patrón de España. Y el grito de combate de las tropas españolas llegó a ser durante los siglos de la Edad Moderna: "Santiago y cierra España". Donde cierra significa ¡a la carga! o ¡al ataque! Porque cerrar en su acepción militar, tomada del arte de la esgrima, significa avanzar, acometer.

Gentes de todos los reinos de la Cristiandad empiezan a peregrinar multitudinariamente a la iglesia que se construye en Compostela y va surgiendo así el Camino de Santiago. Como las rutas principales vienen de Francia, al Camino de Santiago se le llamó en España también el Camino Francés.
En España, quedó fijado a fines del siglo XI, por la gran actividad constructora y organizadora de Sancho III el Mayor de Navarra, sobre todo, y también de Sancho Ramírez de Navarra y Aragón, así como de Alfonso VI y sus sucesores en Castilla, León y Galicia.

De las cuatro rutas de este itinerario en Francia, tres de ellas, París-Tours, Vézelay-Limoges y Le Puy-Conques, cruzan los Pirineos por Roncesvalles, mientras que la cuarta, Arlés-Toulouse, hace su entrada en España por el paso pirenaico de Somport, en Huesca, y continúa por Jaca hasta llegar, bordeando el embalse de Yesa, a tierras navarras. En ellas sigue hasta unirse poco antes de Puente la Reina con el itinerario de Roncesvalles, que cruza la ciudad de Pamplona en la que pasa al lado del Instituto Basoko.

A partir de Puente la Reina, este itinerario jacobeo principal sigue por Estella, Logroño, Santo Domingo de La Calzada, Burgos, Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes, Sahagún, León, Astorga, Ponferrada, Villafranca del Bierzo.
El puerto y la aldea del Cebreiro abren su entrada en Galicia.

El Camino de Santiago o Camino Francés ha sido declarado por la UNESCO como Bien Patrimonio de la Humanidad.
Las peregrinaciones llegan hasta hoy y son aún más multitudinarias cuando es año santo jacobeo, que es cuando la fiesta de Santiago Apóstol, el 25 de julio, cae en domingo, como ocurrió en 2004 y volverá a ocurrir en 2010, D. m.

--------------------------

La evangelización de España por el apóstol Santiago el Mayor

Parte de la afirmación de San Jerónimo y otros Padres y de algunos apócrifos sobre la evangelización de España por alguno de los Apóstoles (PL 24,425; PG 39,486-487; etc.)

Se encuentra en la traducción latina del siglo VII del Breviarium Apostolorum: «Hic (Iacobus) Spaniae et occidentalibus locis praedicat», «Este (Santiago) predica en España y lugares occidentales». La frase se tiene por añadidura del traductor latino. (cfr. Lipsiusbonnet, Acta Apostol, apocrypha, 11,2, Braunschweig 1884, 214). Parece que de aquí lo tomó el De ortu et obitu Patrum (s. VII) atribuido a S. Isidoro de Sevilla, con interpolaciones del s. VIII (cfr. PL 83,151).

------------------------------------

El monje san Beato de Liébana en el himno conservado en Toledo «O Dei Verbum, Patris ore proditum», compuesto para la liturgia del Santo en la época del rey Mauregato (783-788), llama a Santiago «Cabeza áurea de España, defensor poderoso, patrono familiar» y se le pide: «asiste piadoso a la grey, que te ha sido encomendada»

-Oh verdaderamente digno y más Santo Apóstol que refulge como áurea cabeza de España, nuestro protector y patrón, evitando la peste, sé del cielo salvación, aleja toda enfermedad, calamidad y crimen. Muéstrate piadoso, protegiendo al rebaño a ti encomendado, sé manso pastor para el rey, el clero y el pueblo, que con tu ayuda disfrutemos de los gozos de lo alto, que nos revistamos de la gloria del reino conquistado, que por ti nos libremos del infierno eterno.

En acróstico, leyendo en vertical las letras iniciales de cada uno de los 60 versos del himno, divididos en 12 estrofas de 5 versos, se dice: Oh Rey de reyes, escucha al piadoso rey Mauregato. Defiéndele y protégele con tu amor.

------------------------------------------------------

SANTIAGO APÓSTOL, PATRÓN DE ESPAÑA por José Barros Guede

http://www.revistaecclesia.com/index.php?option=com_content&task=view&id=5433&Itemid=76

Miguel de Cervantes cuenta que Sancho Panza preguntándole a Don Quijote por qué los españoles cuando quieren dar una batalla invocan “Santiago y cierra España”, le responde: “mira, este caballero de la cruz bermeja háselo dado Dios a España por Patrón y amparo suyo”.

En 1630, el papa Urbano VIII decreta que el Apóstol Santiago, el Mayor, sea considerado solo y único Patrón de España. Porque desde 1617, los carmelitas descalzos planteaban que santa Teresa de Jesús fuese declarada copatrona de España, propuesta que había sido aceptada por el rey Felipe III y por el Consejo de Castilla, pero que fracasa ante la opinión adversa de la sociedad española al considerar que el patrón de España es sólo el apóstol Santiago.

En 1589, la marina inglesa dirigida por Drake desembarca en las costas coruñesas con la finalidad de apoderarse de La Coruña y destruir Santiago, en represalia a la expedición de la Armada española enviada por el rey Felipe II en 1588 (la Invencible). Informado de ello el arzobispo de Compostela, Juan de Sanclemente, oculta las reliquias del apóstol Santiago y de sus discípulos Atanasio y Teodoro en una nueva tumba, construida cerca de la primitiva, y la cubre de cemento. Los ciudadanos coruñeses hacen frente con gran valor y valentía a la invasión de la marina inglesa, en cuya lucha se inmortaliza la heroína coruñesa, María Pita. Después de varios días de asedios y luchas cuerpo a cuerpo, con muertos, heridos e incendios, los ingleses se repliegan y huyen.

El año 1879, el arzobispo de Santiago, cardenal Miguel Paya y Rico, ordena buscar las reliquias del apóstol Santiago y las de sus dos discípulos, en cuya búsqueda colabora el sabio canónigo historiador y arqueólogo Antonio López Ferreiro, encontrándolas en mismo lugar donde las había depositado el arzobispo Sanclemente.  Informan a la Santa Sede de su hallazgo. El papa León XIII las declara auténticas por la carta “Deus Omnipotens”, del 2 de noviembre de 1884. En ello da lugar al renacer de las peregrinaciones a la tumba de Santiago.

-------------------------------------------------------

Dante, autor de “la Divina Comedia”, en su obra “La Vita Nova”, distingue peregrinos, romeros y palmeros. Llama peregrinos a los que hacen el Camino de Santiago, cuando escribe: “no se entiende por peregrino sino el que va hacia la casa de Santiago o el que vuelve a ella”. La palabra, peregrino es, pues, originaria y propia del Camino de Santiago.

------------------------------------------------------

El alcalde de Santiago actúa el 25.07.2008 como delegado regio en la Ofrenda Nacional al Apóstol Santiago

-------------------

Santiago en el Congo

Wikipedia

Saint James had a special place in the Central African Kingdom of Kongo because of his association with the founding of Christianity in the country in the late fifteenth century. Portuguese sailors and diplomats brought the saint to Kongo when they first reached the country in 1483. When King Afonso I of Kongo whose Kongo name was Mvemba a Nzinga, the second Christian king, was facing a rival, his brother Mpanzu a Kitima, in battle, he reported that a vision of Saint James and the Heavenly Host appeared in the sky, frightened Mpanzu a Kitima's soldiers, and gave Afonso the victory. As a result, he declared that Saint James' feast day (25 July) be celebrated as a national holiday.

Over the years, Saint James day became the central holiday of Kongo. Taxes were collected on that day, and men eligible for military duty were required to appear armed. There were usually regional celebrations as well as one at the capital. In some cases, Kongolese slaves carried the celebration to the New World, and there are still celebrations of Saint James Day in Haiti and Puerto Rico.

Rise to power

Around 1509 King João I died, and potential rivals lined up to take over the kingdom. It was an elective rather than a hereditary monarchy, thus Afonso was not guaranteed the throne. Afonso was assisted in his attempt to become king by his mother, who kept news of João's death a secret. This gave Afonso time to return to the capital city of Mbanza Kongo and gather followers. Thus when the death of the king was finally announced, Afonso was already in the city.

Battle of Mbanza-Kongo

The strongest opposition to Afonso's claim came from his half brother Mpanzu a Kitima (or Mpanzu a Nzinga). Mpanzu raised an army in the provinces and made plans to march on Mbanza-Kongo. According to Afonso's testimony, Mpanzu renounced Christianity and opposed the conversion of the country. In the battle that followed as Mpanzu's followers tried to storm the city, he was defeated, according to Afonso, when his men saw an apparition of Saint James the Great and the Holy Ghost in the sky. Mpanzu's army fled in panic. This miracle, which Afonso described in a letter of 1509 (now lost) became the basis for a coat of arms that Kongo used for the next three centuries (until 1860).

Reign as Manikongo

Virtually all that is known about Kongo in the time of Afonso's reign is known from his long series of letters, written in Portuguese primarily to the kings Manuel I and João III of Portugal. The letters are often very long and give many details about the administration of the country. Many of the letters complain about the behavior of several Portuguese officials, and these letters have given rise to an interpretation of Afonso's reign as one in which Portuguese interests submerged Afonso's ambitions.

Conversion of Kongo

Afonso is best known for his vigorous attempt to convert Kongo to a Catholic country, by establishing the Roman Catholic Church in Kongo, providing for its financing from tax revenues, and creating schools. By 1516 there were over 1000 students in the royal school, and other schools were located in the provinces, eventually resulting in the development of a fully literate noble class (schools were not built for ordinary people). Afonso also sought to develop an appropriate theology to merge the religious traditions of his own country with that of Christianity. He studied theological textbooks, falling asleep over rosie, according to Rui de Aguiar (the Portuguese royal chaplain who was sent to assist him). To aid in this task, Afonso sent various of his children and nobles to Europe to study, including his son Henrique Kinu a Mvemba, who was elevated to the status of bishop in 1518. He was given the bishopric of Utica (in North Africa) by the Roman Catholic Church, but actually served in Kongo from his return there in the early 1520s until his death in 1531.

Inicial